La utilización mediática de los colectivos llamados “vulnerables”